Hogar y estilo

Radiadores de aluminio: ventajas y tipos (20 fotos)

La apariencia estética y las características técnicas de dichos dispositivos de calefacción permiten su uso en casas privadas, apartamentos, escuelas, hospitales, guarderías o edificios industriales.

Para elegir el dispositivo adecuado para la calefacción, debe saber que ciertos tipos de radiadores de aluminio pueden variar en diseño, número de secciones, método de producción y características técnicas. Al mismo tiempo, todos tienen una serie de ventajas obvias en comparación con sus predecesores de hierro fundido.



Ventajas y desventajas de los radiadores de aluminio.

Una de las ventajas que llevaron a los radiadores de aluminio a las primeras líneas de ventas fue su precio bastante asequible. Además, estos sistemas de calefacción son diferentes:

  • Pequeñas dimensiones y bajo peso;
  • Aspecto atractivo, lo que les permite ser utilizados para decorar los locales en cualquier estilo;
  • facilidad de trabajo de instalación y la capacidad de regular la temperatura con reguladores especiales;
  • Poco tiempo de calentamiento y enfriamiento de los dispositivos de calefacción;
  • la presencia de tuberías de gran diámetro, que no permiten que se obstruyan rápidamente;
  • la capacidad de ajustar la potencia al reducir o aumentar el número de secciones verticales;
  • El gran plazo operacional - de 10 a 25 años.

En el proceso de calentamiento, la aleación de aluminio a partir de la cual se fabrica el sistema no emite sustancias nocivas para la salud, y el esmalte en polvo con el que están recubiertos los radiadores no propaga el olor específico y no requiere pintura regular.

Debería estar listado y algunas desventajas de los radiadores de aluminio:

  • sensibilidad a los cambios de presión en el sistema de calefacción;
  • la posibilidad de procesos de corrosión, como resultado del aumento de la acidez del refrigerante;
  • la necesidad de eliminar regularmente el aire que inevitablemente se acumula en los colectores;
  • la ocurrencia de fugas en el área de las juntas seccionales;
  • poca compatibilidad de las baterías de aluminio con tuberías de acero o cobre, y la aparición de corrosión electroquímica en los puntos de unión.

Sin embargo, la mayoría de los fabricantes modernos utilizan aleaciones especiales de aluminio y producen un tratamiento anticorrosión adicional, lo que permite reducir la lista de inconvenientes de los radiadores de aluminio.



Tipos de radiadores de aluminio.

Antes de decidir qué dispositivo de radiador de aluminio será óptimo para una habitación en particular, debe averiguar cuáles son las diferencias entre los diferentes tipos de sistemas de este tipo. Según el método de producción se pueden llamar dos tipos principales de tales dispositivos.

Radiadores de fundición

Las secciones del radiador se moldean a alta presión, colocando la aleación en formas especiales, donde asume un estado sólido. Por lo tanto, la forma de los radiadores puede ser muy diferente. La superficie de tales baterías es idealmente suave, y las dimensiones corresponden a todos los parámetros especificados. Las ventajas de los dispositivos de calefacción por fundición son:

  • mayor coeficiente de transferencia de calor debido a la presencia de placas internas adicionales;
  • la capacidad de hacer sistemas de calefacción del tamaño requerido, aumentando el número de secciones;
  • el gran espesor de la pared y la solidez del producto hacen que la estructura sea muy duradera;
  • fácil reemplazo de secciones dañadas;
  • El sistema de radiador multi-jinete le permite crear el efecto de la cortina térmica de una ventana cuando el calor fluye verticalmente hacia arriba y bloquea el aire frío de la abertura de la ventana.

Los radiadores fabricados mediante tecnología de fundición se fabrican con aditivos para la aleación de silicio (alrededor del 12%). Esto proporciona una mayor resistencia del producto sin pérdida de conductividad térmica.



Radiadores de extrusión

La producción por extrusión se diferencia en que en el proceso de producción, la aleación se "empuja" a través de un mecanismo especial, y esto difiere en el método de producción de los productos moldeados. Con este método de fabricación, es necesario hacer dos partes separadas (delantera y trasera) y, posteriormente, combinarlas con el método de prensado térmico. Sus ventajas incluyen:

  • pequeño peso, las tallas;
  • proceso de calentamiento rápido;
  • facilidad de instalación;
  • Aspecto estético y la posibilidad de utilizarlos para diferentes estilos de las instalaciones;
  • El bajo precio y la rentabilidad debido al uso de un regulador de temperatura;
  • Sin juntas entre secciones individuales, lo que aumenta su fiabilidad.

Entre las deficiencias de las baterías de extrusión se incluyen:

  • la incapacidad de aumentar o disminuir el número de secciones;
  • susceptibilidad a procesos corrosivos;
  • una pequeña área de superficie (en comparación con los análogos fundidos), que reduce la conductividad térmica;
  • Vida útil corta (hasta 15 años).

Otro tipo de tales calentadores son los radiadores de aluminio anodizado. Estos productos en el proceso de producción pasan por una etapa de oxidación anódica o electroquímica de la superficie interna y superior. Esto crea una película protectora de alta resistencia y aumenta la resistencia a la corrosión. Tales sistemas lideran la clasificación de los radiadores de aluminio, y su única desventaja es el alto precio.




El tipo de radiador de aluminio que se elija dependerá del diseño del sistema de calefacción, el área de la habitación y los indicadores del refrigerante. Los fabricantes modernos ofrecen radiadores para el hogar y otros locales adecuados:

  • para sistemas de calefacción con circulación tanto natural como forzada del refrigerante;
  • Se pueden instalar en sistemas de calefacción de una y dos tuberías con ejecución horizontal o vertical de tuberías.

Además de las diferencias en las características técnicas y el método de producción, hay un gran número de radiadores de aluminio que difieren en la forma y el diseño. Las cadenas minoristas especializadas pueden ofrecer radiadores con grandes secciones verticales. Hoy en día es posible comprar sistemas de radiador de aluminio estándar o reforzado. Los modelos estándar incluyen calentadores de estilo europeo. La principal diferencia entre las estructuras reforzadas es que son capaces de funcionar a una presión de trabajo de 16 atmósferas.



¿Cómo elegir los radiadores de aluminio?

Todos los tipos de radiadores de aluminio pueden durar bastante tiempo, si aborda el proceso de selección de manera responsable. Es muy importante comprar equipos solo en grandes redes especializadas. En dichos puntos de venta siempre hay consultores calificados que pueden recomendar qué radiador de aluminio cumplirá con todos los parámetros necesarios. Además, debe:

  • conocer exactamente todos los parámetros de la red de calefacción, donde se instalará el equipo de calefacción;
  • Elija la mejor marca de calentadores, que tiene una gran reputación y ha estado en el mercado durante mucho tiempo;
  • tenga en cuenta que el dispositivo es demasiado liviano, lo que indica que el grosor de las costillas laterales y la pared posterior es demasiado pequeño, lo que significa que tales dispositivos tendrán pequeños indicadores de potencia;
  • al elegir un modelo, se recomienda examinar a fondo los parámetros especificados en la hoja de datos;
  • Preste atención a la garantía.

Debe saber que los equipos térmicos de buena calidad no pueden ser baratos. A veces los fabricantes reducen el diámetro de los colectores verticales para reducir el costo del dispositivo. Esto lleva al hecho de que acumulado en las pilas internas de la incursión, causará el fallo del radiador. Al comprar, asegúrese de verificar la disponibilidad de todos los componentes necesarios.



El equipo estándar debe incluir:

  • un conjunto de soportes, cuyo número depende del ancho y el peso del radiador;
  • una válvula para bajar el aire del sistema (la grúa de Mayevsky);
  • bastidores especiales;
  • conjunto de gorras (izquierda y derecha);
  • juntas de estanqueidad;
  • válvulas de bola.

En el sitio que ofrece equipos de ingeniería térmica, puede encontrar una calculadora y seleccionar el modelo más apropiado para los parámetros técnicos. Para no equivocarse al elegir un dispositivo para calentar espacios, basta con ingresar los parámetros requeridos en la forma propuesta y realizar un cálculo independiente de los radiadores de aluminio:

  • el área y la altura del techo en la habitación;
  • direcciones a ventanas y paredes (norte, sur, este u oeste);
  • indicar paredes y ventanas al lado ventoso o de barlovento;
  • Indicador de las máximas temperaturas negativas posibles en el invierno en la región;
  • especifique qué habitaciones (con calefacción o no) están ubicadas encima y debajo de la habitación donde se instalará el sistema de calefacción;
  • altura y anchura de la abertura de la ventana;
  • presencia de puertas que conducen al balcón oa la calle;
  • esquema de conexión de equipos de calefacción;
  • tipo de ventanas instaladas (de plástico o madera);
  • el grado de aislamiento de las paredes exteriores;
  • el lugar de la instalación propuesta del radiador;
  • Potencia de una sección del modelo elegido (vatios).

El análisis de esta información ayudará a calcular con precisión la potencia requerida para calentar el dispositivo, que puede pasar toda la vida útil sin averías. Además, es muy importante instalar el dispositivo, de acuerdo con todas las reglas de instalación y conexión del radiador. Debe recordarse que una instalación incorrecta, incluso los mejores radiadores de aluminio pueden fallar muy rápidamente.




Mira el video: Tuberias, tipos y usos (Febrero 2020).

Загрузка...